Slime de Halloween: Booooenísimo

Slime de Halloween: Booooenísimo

Ya llegó esa época del año que tanto me gusta. El cambio de color en los árboles, el crunch crunch de las hojas al caminar, el aroma a canela. No hablemos del clima y cómo empieza a refrescar, porque aquí en Georgia nos tomamos con efecto retardado esa parte. No me quejo. Nunca está de más un poquito más de calor. Después de vivir en Chicago lo agradezco [risas].

Como siempre, me encanta incorporar ciertas actividades especiales inspiradas en ciertas festividades, sobre todo del país donde estamos, pues es una manera de hablarle a Sebas acerca de todas esas cosas y cambios que vive y observa en su entorno. Además, me he unido con @myenergetic.kid para compartir con ustedes ideas divertidas para hacer con sus peques este Halloween. Así que nos encontrarán en instagram bajo el hashtag #EnHalloweenJugamos. Acompáñanos y etiquétanos en tus inventos.

Hoy se inaugura en este blog la primera actividad de Halloween de este año con este rico slime que a todo niño… espera, a Sebas no le gusta realmente el slime [risas]. Lo hemos intentado de diferentes formas sin éxito, pero después de haberlo dejado reposar por un tiempo y viendo que está más grande, quise intentarlo otra vez. Además, quería intentar una nueva receta para brindarles, con materiales más accesibles en cualquier país donde me lean.

Pero volviendo al Slime y Sebas. No es que ahora lo ama, pero estuvo más abierto a tocarlo (aunque no por demasiado tiempo). Lo más importante: él fue parte de la elaboración y creo que esa es la parte más positiva de todas. Nos ayuda a trabajar medidas, motricidad fina, vocabulario, seguimiento de instrucciones, coordinación viso-motora, atención, creatividad y paciencia. 

Además, vi estos murciélagos en la sección económica de target y no me pude resistir. A diferencia de otras oportunidades, en cuanto los vi sabía que para esto que quería utilizarlo.

La mejor parte es que puedes conservarla en una bolsita ziploc o en un envase hermético para que la diversión continúe por días. 

¡Acompáñenme!

MATERIALES

5 onzas de pega escolar transparente

1/2 cdta. de bicarbonato de sodio 

Colorante de comida naranja o rojo y amarillo

1 Cda. de solución para lentes de contacto

Confetti de plastico de murciélagos

Paso 1.

En un recipiente hondo, coloca las 5 oz de pega escolar transparente.

Paso 2. 

Añade la 1/2 cdta. de bicarbonato de sodio. Revuelve.

Paso 3.

Agrega el colorante naranja. Si como nosotros, no tienes colorante naranja. Hazlo mezclando rojo y amarillo (más amarillo que rojo). Nosotros empezamos teniendo un accidente de exceso de rojo.

Paso 4.

Agrega la cucharada de solución para lentes de contacto. Revuelve. Comenzarás a notar cómo se va formando la baba y separándose de las paredes del envase.

Paso 5.

Termina de mezclar con las manos, amasando para darle la consistencia que necesita. Sabes que está listo porque se te despega fácil de las manos y ya no deja residuos.

Paso 6. 

Agrega los murciélagos de confetti y mezcla bien.

NOTA: si te queda muy dura, agrega mas pega. Si te queda muy líquida, agrega un poquito más de solución para lentes.

Espero les haya gustado y quieran hacerlo en casa. Es ideal para repartir como recuerditos en una fiesta de cumpleaños de esta temática, ¿no creen?

¡Nos vemos en el próximo invento!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *