Pompones Helados: juego sensorial y pruebas de temperatura

Pompones Helados: juego sensorial y pruebas de temperatura

Seis meses atrás empecé a seguir en Instagram a @little.learning, y cuando vi esta actividad, fue amor a primera vista. De inmediato junté los materiales para hacerla, lo cual no fue nada complicado (¡wohooo! ¡100 puntos para este ganador!). 

No sólo puedes trabajar motricidad fina, colores y texturas sino que, también, abres la posibilidad de conversar acerca de ‘frío’ y ‘caliente’… Un juego donde #ElGranSebas se divirtió un montón, desde que los hielitos estaban enteros hasta ver cómo iba descubriendo la textura de los pompones a medida que se derretían. 

Es probable que, por la temperatura de los hielos, parezca que tu peque no estar interesado al principio. Éste, entonces, es un buen momento para que mamá/papá se involucre en el juego, agarre hielitos, se los muestre al peque: “¡Mira! ¿Qué color es ese?”, puedes comenzar diciendo. También podrías incorporar un vasito de agua tibia (un poco más de tibia, pero NO hirviendo) y comenzar a hablar de frío y caliente, alentándolo a que toque el agua en el vaso con una mano y con la otra los hielitos. 

Si ves que no toma mucho tiempo para que pierda el interés, ¡no hay problema! Continúa jugando con él con otra cosa cerca del espacio que hayas utilizado para los hielitos. Cuando vayas viendo que los hielitos se van derritiendo y ya puede empezar a tocar los pompones, puedes tratar de volver diciendo: “¡Mira! ¿Qué es eso? ¡Vamos a tocar!”. 

Puede pasar que, según el país donde te encuentres ubicada, con la llegada del otoño los hielitos tarden un poco en derretir. En este caso, puedes echar el vasito de agua tibia sobre los cielitos para ayudarlos a derretir más rápido.

Nota importante: recuerda utilizar uno o dos paños sobre el mantel de plástico que uses y debajo del envase donde jueguen con los hielitos. Esto te permitirá absorber agua y que no pase a tu piso (¡menos desastre!). Recuerda, la fórmula es: mantel/paños/envase con hielitos.

MATERIALES PARA LOS POMPONES HELADOS

Hielera (cubeta de hielos)

Agua

Pompones de diferentes colores 

Envase de aluminio o plástico 

INSTRUCCIONES 

1. Coloca un pompón en cada uno de los espacio de la hielera.

2. Vierte agua hasta cubrir y llenar.

3. Lleva la hielera al congelador y déjala toda la noche.

4. Saca los hielitos… y !a jugar!

Referencia:

@little.learning

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *