Poción mágica: Un Experimento para el Día de Brujas

Poción mágica: Un Experimento para el Día de Brujas

Esta actividad es para repetirla en diferentes versiones y colores. Es tan divertida y fácil de hacer que los pequeños querrán hacerla una y otra vez sin parar. En esta ocasión, no podíamos dejar pasar la oportunidad de hacerlo con motivo de Halloween, haciendo una “poción mágica”. Aunque debo disculparme porque mientras echábamos los primeros ingredientes de nuestra “poción”, nunca encendí la cámara… ¡PLOP!, así que las fotos que verán serán de cuando el juego comenzó.

La primera vez que la hicimos fue como parte de nuestras actividades para trabajar la letra “C”, “C” de Ciencia. Y en esa oportunidad, lo divertido fue descubrir los colores que estuvieron ocultos. Puedes ver más haciendo click aquí

Antes de comenzar el hechizo

es importante tomar

dos toallas suavecitas

un mantel plástico, una caja y… ¡Zas!

Toma la olla para tu hechizo, 

métela en la caja

y echa en ella: 

dientes de culebra

huesos de chucho

para que nunca olvides

que te quiero mucho

Yeap! ¡las piernas! Antes de que digan algo, ¡Ya sé! Están en “W” en la foto, pero no quiere decir que no se lo corregimos cada vez que pasa

No olvides tener cerca toalla, cambio de ropa y cualquier material de limpieza que consideres necesario. Cada quien conoce a su peque y sabe cómo podría resultar. Si lo crees conveniente, coloca un mantel plástico y una extra toalla. Recuerda que como estarás trabajando con vinagre, es importante lavar después del juego para evitar que quede el olor. Puedes colocarle a tu peque, también, un delantal de actividades artísticas.

MATERIALES 

5-6 gotas de colorante de comida

1 chorrito de jabón líquido de lavar platos (no lo usamos la primera vez y les cuento que le da un lindo efecto, pues lo hace más espumoso)

3 cdtas. de bicarbonato de sodio

Vinagre

Una botella para salsas

INSTRUCCIONES

1. En un envase (nuestro caso, ollita plástica de brujas) coloca las gotas de colorante de comida, el chorrito de jabón líquido y las 3 cdtas. de bicarbonato de sodio.

2. Coloca la “ollita” en la caja plástica grande para que todo el exceso caiga ahí.

3. Llena la botellita de salsas con vinagre y ofrécesela a tu peque para que comience la “magia” de la poción. 

Sebastian quería seguir y seguir hasta que ya no hubo más vinagre para continuar. Para alargar el juego, descarta un poco de líquido de la ollita, coloca dos cucharitas más de bicarbonato y continúen echando vinagre para hacer un poquito más de poción.

Espero que les haya gustado esta actividad y continúen llevando magia a sus peques. Nos vemos en la próxima entrada. 

Referencia

Little Bind for Little Hands

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *