Plastilina de Arena Casera: Rápida de Hacer, Súper Divertida para Jugar

Plastilina de Arena Casera: Rápida de Hacer, Súper Divertida para Jugar

¡Hola Hola! ¿Cómo están? Por aquí nosotros mucho más adaptados y amando nuestro nuevo hogar. Después del período de vacaciones, mudanza y cumpleaños de Sebas, es ahora a mí a quien le ha tocado empezar a balancearse un poco más entre las cosas que hemos hecho (y no he podido publicar), las cosas que he ido anotando (y la lista avanza más rápido que yo) para hacer nuevas y lo que el clima, los imprevistos, los ánimos y/o cansancio a veces me permiten. Cuando decían que las mamás “hacen malabares”, no me quedaba del todo claro… ¡Ahora sí que lo entiendo! [risas].

El hecho es que hace un par de semanas que Sebastián cumplió años y decidí utilizar una receta casera que hace tiempo quería probar y la temática de su cumpleaños (Los Octonautas) fue la ocasión perfecta. Ya les estaré mostrando cada detalle de su fiesta de cumpleaños. Sencillo, pero con mucho cariño.

Esta receta que le vi a mamapapabubba hace tiempo, es perfecta porque sirve para cualquier edad, los ingredientes no son costosos (la mayoría de ellos los tenemos en casa regularmente) y es un material que a la mayoría de los niños les encanta. Esta fue la primera vez que usábamos la plastilina después de su cumpleaños y nos encantó. Con seguridad estaré haciendo más cantidad para que podamos jugar a LO GRANDE.

La textura es perfecta. Suave y, a la vez, porosa por los granitos de arena. Súper maleable y lindísima a la vista porque te recuerda perfectamente a la playa. Puedes jugar con arena sin hacer desastres propios (aunque fáciles de contener) de jugar con materiales sensoriales secos. 

En esta oportunidad tenía la intención de solo utilizar estrellas de mar y otros elementos marinos que teníamos, pero Sebastián tenía mejores planes y empezó a pedir herramientas que utilizamos regularmente cuando jugamos con plastilina. Así que nuestra arena terminó pareciendo un cangrejo decorador. ¿Que no sabes qué es? Gracias a Los Octonautas aprendimos que este tipo de crustáceo recibe este apodo pues “adorna” su cuerpo con todo tipo de objetos, algas, esponjas marinas, etc que consigue en las profundidades del mar y, así, camuflarse y protegerse de los depredadores.

Pero, en realidad, la intención de Sebastian se fue convirtiendo en “cocinar” una “rica” ensalada de arena, cortando la plastilina con tijera así como mamá hace con la lechuga. Hizo torres de moldes y jugó a picar y transferir. Como ven, un juego que da para muchos aprendizajes en: motricidad fina, juego simbólico, creatividad y habilidades de la vida diaria.

Este post contiene links afiliados a amazon

MATERIALES 

1 Taza de Harina Todo Uso

1 Taza de arena fina de playa

1/4 de Taza de sal

1 Cda. de cremor de tártaro

1Cda. de aceite vegetal

1 Cda. de glicerina

3/4 de Tazas de agua hirviendo

Paso 1.

Mezcla los primeros 6 ingredientes en un bowl grande.

Paso 2.

Añade el agua hirviendo y mezcla con una cuchara de madera o de goma.

Paso 3.

Cuando esté suficientemente fría, pasa la plastilina a un mesón limpio y comienza a amasarla. Esto ayudará a que se elimine su aspecto pegajoso, y luzca mucho más suave.

Paso 4.

¡A jugar!

NOTA: para llenar 12 frasquitos de 4 oz., tripliqué la receta.

Espero les guste tanto como a nosotros y quieran divertirse con esta joya de inmediato. Estaré feliz de ver a sus peques divirtiéndose también, así que no olvides etiquetarnos en redes sociales para disfrutarlo con ustedes.

Nos vemos en el próximo invento… ¡Los detalles del Cumple 3 de Sebas! ¡No te lo pierdas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *