Pintura de yogurt: primeras experiencias artísticas

Pintura de yogurt: primeras experiencias artísticas

Hoy tuvimos nuestra primera experiencia artística. Con pintura casera de yogurt. No fue exactamente como mamá la planeó, pero creo que, de igual manera, quedará para el recuerdo y el aprendizaje de colores, nuevas texturas y olores. El aprendizaje con esta pintura de yogurt no solo fue para Sebastian, mamá también aprendió unas cuantas lecciones [Receta al final]:

1. Utiliza el momento adecuado:

Tratando de entender la pintura de yogurt

Tanto para el bebé como para mamá es fundamental que realices las actividades en el momento adecuado del día. De esta manera, los objetivos podrán ser cumplidos correctamente. En esta ocasión, Sebastian no había querido hacer su siesta matutina (en esta casa la “RUTINA” es fundamental para que todo marche con buen pie), y mamá pensó que al tener tanto tiempo hasta su próxima comida + siesta, éste sería el momento ideal para realizar la actividad. Mamá no pudo haber estado más equivocada. Así que, ahora que sabemos que debemos tener a un bebé feliz y descansado, esta hermosísima actividad la estaremos repitiendo más adelante. 

2. Usa una vestimenta cómoda:

Manita pintora

No sólo el bebé debe estar apropiadamente vestido (desvestido más bien), mamá debe tener ropa cómoda que pueda ensuciar sin estrés con pintura de yogurt o cualquier otro tipo de material. 

3. Participa junto a tu bebé

Sebas lleno de pintura de yogurt

Mamá debe permitirse entrar en el juego al mismo nivel del bebé. Esto significa: ¡Ensúciate! ¡Empatúcate! De eso se trata. Los bebés muchas veces necesitarán de tu impulso para experimentar, involucrarse y engancharse con las actividades. Es por eso que es importante que, con tu ejemplo, le enseñes a tu bebé cómo manejar el material que le pones enfrente. Así que si, como yo, no quieres perder la oportunidad de tener un registro fotográfico (para compartir con ustedes y su album de vida), es mejor esperar a que papá, o alguien más de la familia, esté en casa para que haga las veces de fotógrafo.

4. Prepara el espacio sin tu bebé al lado:

Espera a que esté dormido, o hazlo mientras papá o alguien más de la familia lo distrae. Si tienes a tu bebé contigo, estará curioso y desesperado por saber qué estás haciendo, pero tú querrás esperar a que esté todo listo para incorporarlo a él. Así que, probablemente, llorará o cuando ya lo coloques en el espacio, no estará tan interesado.

5. Ten todo listo en el baño:

Si tienes cortinas o puertas, tenlas abiertas para tu llegada. Si también te empatucarás, un cambio de ropa sería ideal en el mismo baño donde lavarás a tu bebé. Por supuesto, si tienes a alguien en casa (papá, abuela, etc) pueden ser de gran ayuda para este momento.

6. ¿Te estresa demasiado la idea del desastre?

Podrías probar hacer la actividad directamente en la bañera. Esto te ahorraría unos cuantos pasos y la limpieza quizá sea (hasta cierto punto) más fácil. Pero nada como darles un poco más libertad de espacio.

7. Conoce los materiales:
Pintura de Yogurt

Cuando nunca en tu vida has sido fanática de Kool-Aid, cometes errores con los colores. No es que esto sea un gran problema, pero cuando planeas tener verde, por ejemplo, y dos de los sobres “azules” en realidad tiñeron de “rojo” el yogurt, te das cuenta que la ignorancia en el uso de algunos materiales puede dañar tu actividad. Así que si te gustó esta actividad, cuando compres los sobres no te guíes únicamente por el color del sobre, fíjate en la fruta que indica el sabor del sobre.

Ahora que ya descargué mi aprendizaje con ustedes, procedamos  a ver cómo realizamos la actividad:

MATERIALES

Yogurt Plain (griego, arroz, avena)

Kool-Aid 

Actualización en abril 5 del 2020: si eres como yo que prefieres que tus peques no metan en sus boquitas cosas que puedan hacerles daño (y el Kool-Aid es definitivamente algo que les hace daños a ellos y a nosotros, los adultos), la mejor opción es colorear el yogurt con colorante de comida comestible.

Paso 1.
Para cada color, utilicé dos cucharadas soperas de yogurt griego plain y los coloqué en envases separados.

Paso 2.
Añadí los sobres de Kool-Aid a cada envase. Para el morado, rojo y naranja con un solo sobre es suficiente para conseguir un color vibrante. Para el amarillo y el azul, se recomienda utilizar dos sobres, a menos que quieras un aspecto más pastel en estos dos colores (Mi azul terminó siendo más pastel por mi error en la selección de los sobres). Para hacer el verde, solo mezclen un sobre amarillo y otro azul.

Paso 3.
Mezclen bien, utilizando un removedor diferente o limpiándolo bien antes de introducirlo en el siguiente recipiente.

NOTA: tanto si harás la actividad al momento o luego, deja reposar las pinturas por 5-10min antes de iniciar la actividad. De esta manera, no estarán tan frías al tacto de tu bebé. Después de 2 horas de uso, desechar el material.

Tips para el Set up

Para preparar el espacio, ya les comentaba que, preferiblemente, lo hagan en un momento en que puedan estar sin el bebé a su lado. En mi caso, utilicé un mantel de vinilo, le coloqué cinta adhesiva de embalaje en los cuatro lados para evitar que se moviera. Encima, coloqué con cinta adhesiva una o dos hojas de papel de rotafolio. 

¡Ya tienen listo el espacio! Solo queda de ustedes colocar la pintura de yogurt de la forma que quieran sobre el papel, dejando espacio para incorporar a tu bebé. 

¡Mucho éxito!… Y ¡Recuerda! Cada bebé es un mundo, lee las señales y los gustos de tu bebé para hacer cada actividad más placentera. Lo que a mí no me funcionó, puede ser el mayor éxito para ti y tu bebé. 

Un abrazo apretado

Mafe

Funtastic Mom

Referencia

Asia Citro, Med (2014). 150+ Screen-Free Activities for Kids.  Adams Media.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *