Existen muchas formas y con diferentes materiales para jugar/trabajar colores con tu peque. A través de mi cuenta de Instagram (@funtastic.mom) he compartido muchas de ellas. En esta oportunidad, les presento una que requiere un poco más preparación, pero que te permitirá extender el juego de otras maneras.

 

Si te gustan y te relajan las manualidades en medio de lo que implica la maternidad, esta actividad es para ti.  No es un juguete costoso de hacer y si pones tu imaginación y creatividad a  prueba, verás que puedes utilizarlas de diferentes maneras.

 

Aún no hemos jugado con ellas de todas las maneras que tengo en mente, pero compartiré con ustedes las tres (03) formas que sí hemos usado. Poco a poco a través de Instagram y Pinterest estaré compartiendo con ustedes otras formas de utilizarlas, así que si te gustaron, manténganse en sintonía.

 

Con estas formas de juego, abres la oportunidad no solo de hablar de colores (ampliando así el vocabulario de tu peque), incorporando además preguntas como: “¡Guau! ¡Amarillo! ¿Dónde más encontramos amarillo? ¡Amarillo como el sol!”.

 

Por otro lado, puedes usar la oportunidad para invitar a tu peque a iniciar estas piedras contigo, yendo de caza a tu parque más cercano. En nuestro caso, fueron compradas pues las veces que fuimos de caza de piedras no encontramos el tamaño apropiado para este juego. 

 

1. Cajitas. Nuestra primera manera de utilizar nuestras piedras fue clasificando por colores las piedras en su correspondiente cajita. Esta actividad con la que iniciamos, podría ser la preparación para: a. Que tu peque te ayude a guardar las piedras; b. La siguiente actividad.

 

2. Torres. Una vez las piedras estén en sus respectivas cajitas (aunque también lo puedes hacer con las cajitas vacías), invita a tu peque a hacer/tumbar torres con las cajitas. En esta casa somos “Tower Lovers”, así que no perdemos una nueva oportunidad de hacerlas con lo que tengamos a mano. Lo bueno de ese juego es que invita a tu peque a trabajar en su Atención, Concentración, Precisión, Motricidad Fina y Coordinación Viso-Motora.

 

 

3. Bandeja Giratoria. Pooooor supuesto, no podía dejar pasar la oportunidad de hacer uso de nuestra bandeja giratoria para clasificar los colores de nuestras piedras y, ¿por qué no?, volvernos un poquito poquitos haciéndolas volar por el piso al son del “wiiiiiiii” que a Sebastian le encanta decir mientras ve la bandeja girar. 

 

MATERIALES

Piedras de Río (no demasiado pequeñas que puedan ser peligrosas para tu peque). 

Pintura Base (yeso blanco) 

Pinturas acrílicas (yo utilicé los colores del arco iris)

Sellante

Pinceles

Bandeja

Papel encerado

Cajitas de plástico (pequeñas, transparentes y con tapa blanca preferiblemente)

 

INSTRUCCIONES

1. Coloca 2-3 capas (dependiendo de la marca que utilices) de pintura base en uno de los lados de cada una de las piedras (siguiendo su forma natural). Yo utilicé cinco piedras por color. Importante: deja secar bien entre capa y capa.

2.  Coloca 3-4 capas de color en cada piedra, dejando un pequeño borde blanco de la pintura base. Importante: deja secar bien entre capa y capa, de lo contrario, te traerás la pintura de la capa anterior con el pincel.

3. Finaliza con 1-2 capas de sellante para proteger la pintura y darle una apariencia brillante.

4. Repite esto con las tapas de las cajitas. También podrías pegar cartulinas de colores en las tapas de las cajitas de preferirlo así.

5. ¡A jugar!

 

Referencia

Smart School House