Pelotas de esponja: exprimiendo, salpicando y pintando con agua

Pelotas de esponja: exprimiendo, salpicando y pintando con agua

Como en el post pasado, en esta ocasión el agua ha sido nuestro protagonista. Sin él, las pelotas serían unas simples esponjas coloridas, pero perderían totalmente su gracia. Una pequeña salpicada, perfecta para estos días de calor intenso, han sido el inicio de risas y ocurrencias. Si tienes un jardín, la diversión puede ser aún más divertida. Invita algunos amigos y que comience ¡La Batalla! 

 

Esta idea de The Chic Site la tenía metida entre ceja y ceja desde que la vi, pero no fue sino hasta que me dispuse a renovar los Juegos de Viaje de Sebastian, que me dije: “¡ésta es la actividad perfecta!”. No hay nada que me guste más que re-usar materiales, darles otra vida y minimizar la cantidad de cosas que se botan. Haciendo los cambios en los juegos (muchos de ellos los uso ahora para jugar y trabajar en casa), me di cuenta que me quedé con un juego de “tacos” de esponjas que no estaba segura si mantener. Las esponjas al estar al aire suelen endurecer y perder un poco la forma, así que era la oportunidad perfecta para reutilizar.

 

Además, en esta casa, jugar en el balcón + agua son el equipo perfecto para alegrar y mantener distraído a Sebastian por largo rato, así que quise aprovechar este verano para sacar el máximo provecho de este gran recurso que, normalmente, utilizo en la bañera.

 

Nuestro juego constó de exprimir esponjas, salpicar agua por todos lados (con risitas emocionadas) y, para incentivar la creatividad, pintar con agua por todo el piso del balcón. Además, aprovechas y abres la oportunidad a trabajo de motricidad fina, coordinación viso-motora y a una gran experiencia sensorial.

 

Lo bueno es que la diversión no terminó ese día, las pelotas nos han acompañado durante varios baños.

 

RECOMENDACIÓN: en esta ocasión, utilicé precintos de plástico para unir las esponjas (porque los tenía y quería utilizarlos jajaja), peeeeero para este juguete es mucho mejor utilizar cordón o ligas para que tu peque al exprimir no se haga daño. En mi caso, Sebastian no exprime tan duro como para llegar hasta donde está el plástico, pero si tu peque es más grande y exprime completamente pudiera puyarse un poco (OJO CON ESTO). Para minimizar el riesgo, corté hasta el ras la tira plástica sobrante y después limé. No se eliminó pero sí se redujo bastante.

 

MATERIALES

Esponjas de colores lisas (sin dobles lados)

Precintos plásticos (aunque después de mi experiencia parece mucho mejor usar cordón o ligas)

Tijera

 

INSTRUCCIONES 

1. Divide cada esponja en partes iguales (no demasiado delgadas). Como tenía las esponjas recortadas por el juego de viaje, recorté las tiras horizontalmente (tiras más cortas). Si quieres pelotas más grandes, recorta las esponjas verticalmente. 

2. Une 6-9 tiras de diferentes colores y amárralas con los precintos, cordón o ligas, amarrando lo más fuerte posible. Como mis esponjas ya estaban un poco endurecidas, las mojé primero para poder amarrarlas mejor.

3. Comienza a mover las puntas de las tiras de esponja para dar forma a tu pelota.

4. Coloca una caja plástica con agua en tu jardín o balcón, mete las pelotas de esponja y… ¡A jugar!

 

¿Nos acompañas en la diversión? Espero te haya gustado esta actividad, que la disfruten en casa y nos acompañes con un comentario abajo.

 

 

7 thoughts on “Pelotas de esponja: exprimiendo, salpicando y pintando con agua

  1. Uno más uno... son tres! says:

    Qué chula la actividad! A mi pequeña le encantan las esponjas, así que este verano lo probaremos sin ninguna duda!

  2. Mamá de frutitos says:

    ❤Pero qué idea tan original!!! Siempre proponéis unos juegos geniales!! Estoy convencida que este juego tendrá mucho éxito en villa frutitos este verano 😊

  3. Lee de Babytribu says:

    Vaya qué fácil!!! Me parece que voy a hacer unas cuantas bolas de estas para mi pequeña. Gracias por la idea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *