Letra “D”: Seis actividades para reforzar un mismo objetivo

Letra “D”: Seis actividades para reforzar un mismo objetivo

Para continuar nuestro ABCadabra, esta semana hemos estado jugando y aprendiendo las letras D y E. En este apartado, estaré mostrándoles solo las actividades que realizamos con la letra “D”, pero en mi siguiente post les estaré mostrando las que hicimos con la letra “E”. 

Con diferentes palabras invité a Sebastian a jugar con las letras mientras conversábamos acerca de ellas. Para cada letra utilicé entre dos y tres días para hacer todas las actividades. Primero, porque no es una buena idea abrumarlos con demasiadas actividades al mismo tiempo (una tras otra), a menos que veas a tu peque con mucha “sed” de aprendizaje. Segundo, porque debemos tener presente que el tiempo de atención de nuestros chiquitos puede ser bastante corto y sus ganas de poner su cuerpito a moverse y correr puede hacerlos perder el interés bastante rápido. Y tercero, nos brinda espacio para hacer otras cosas y juegos no relacionados necesariamente con el tema a trabajar (en este caso, letras) o, simplemente, dejarlos hacer su juego libre el resto del tiempo.

Cuando planifico las actividades para las letras, además de buscar introducir nuevas palabras, intento incorporar palabras conocidas para mejor reconocimiento y fijación del aprendizaje pero, también, intento incorporar diferentes estrategias para trabajar diversas áreas como motricidad fina y gruesa, creatividad, imaginación, concentración, resolución de problemas, desarrollo sensorial, pre-escritura, entre otras. 

¿Listos para empezar?… ¡aquí vamos!

1. Pre-escritura con “Do-A-Dot Markers”:

Primero busqué trabajar el trazado de la letra con estos marcadores que son geniales para trabajar creatividad, “open-ended” actividades de arte, imaginación y agarre. En una hoja blanca, dibuja la letra “D” hueca por dentro. Con ayuda de la tapa de uno de los marcadores, dibuja círculos dentro de la letra. 

Pídele a tu peque que trace la letra con el marcador siguiendo los puntos en la misma. No te preocupes si tu peque prefiere hacer puntos por todos lados menos en los círculos de la letra. A esta edad apenas estamos introduciendo la idea del trazado y el solo hecho de ver los círculos haciendo la forma de la letra también los ayuda al reconocimiento de la misma. 

2. “D” de Dedos, “D” de Dorado: en esta oportunidad dibujé la letra mayúscula y minúscula en un papel construcción y puse al lado una almohadilla de tinta “Dorada” para que usara sus “Dedos” para pintar. La idea inicial era que con el dedo trazara las letras siguiendo las líneas, pero una vez más: si tu peque tiene otra idea en mente, déjalo explorar el material a su manera. Ya tendrás tiempo y más oportunidades para seguir practicando trazado. 

3. “D” de detective:

Debo reconocer que esta actividad es un poco “tricky” para niños tan pequeños, pero con tu ayuda y guía puede ir entendiendo de qué va. Así puedes repetir esta actividad con letras futuras o con objetos cuando haya adquirido más confianza en este juego. Hay que estar conscientes que actividades que requieren que tu niño se siente pueden ser difíciles de mantener por periodos largos. Asimismo, Sebas quería hacer la actividad a su manera (y yo lo dejé) marcando otras letras y nombrándolas a medida que las marcaba. 

Para esta actividad, toma una hoja blanca y, nuevamente, dibuja una letra “D” hueca y dentro escribe diferentes letras (incluyendo la “D”, por supuesto). Dale una marcador “Do-A-Dot” y pídele a tu peque marcar las letras “D” que consiga. Es una buena manera de trabajar reconocimiento visual, agilidad y concentración. 

4. “D” de Dinosaurio:

Para esta ocasión, quise poner las manitas de Sebas a moverse de una manera diferente: amasando, picando y aplastando. Nada mejor que la plastilina para lograr esto. Con ayuda mamá o papá, anima a tu peque a llenar la “D” de la hoja con plastilina. Este será tu camino para, luego, jugar a hacer huellas de dinosaurios. Puedes dejar que lo haga con un estilo “libre” como Sebas, o pedirle que trace la letra con huellas. Al final, Sebastian incorporó todas sus herramientas para jugar con plastilina y utilizó la “D” para jugar.

5. “D” de Dona, “D” de Dado:

En este caso, quise incorporar la posibilidad de practicar el reconocimiento visual de los números. Al final, el juego terminó siendo un juego solo de cocina (jajajaj), pero ¡está bien! Nunca es bueno forzar. Primero lo primero, para hacer el juego recorta un cartón en forma de dona (con huequito en el centro). Haz el “glaseado” con papel construcción del “sabor” que prefieras (nosotros hicimos “fresa”). Pégalo a la Dona. 

¿Cómo jugarlo? La Dona será tu tablero. Completa tu juego con un dado (“D” de Dado) y seis (06) piedras pequeñas, preferiblemente oscuras (que sean las chispas de “chocolate”). Invita a tu peque a lanzar el dado y colocar el número de “chispas de chocolate” que muestre el dado.

NOTA: hasta puede ser una buena oportunidad para ir a una tienda de donas a comer en familia. Llévale el tablero con las piezas y aprovechen la oportunidad de seguir practicando.

6. “D” de Duplos:

Esta es una actividad que ya habíamos realizado con MegaBloks y es bastante divertida. Como verán, Sebastian es bastante “minimalista” es su expresión artística (jajajaj), pero se logra el cometido que es hablar de la letra “D” y de la palabra “Duplos”. Si no quieres hacer otra actividad con pintura, también podrías jugar a formar la letra “D” con Duplos o, simplemente, construir con ellos mientras hablan de la letra. 

Actividades Extras:

Como en las demás letras, realicé tarjetas con palabras que empiezan por la letra “D” y jugamos con ellas por un rato. Hablamos de las palabras e imágenes que en cada una había. Como les he comentado en post anteriores, quiero seguir incorporándolas porque es una excelente manera de introducir nuevo vocabulario y reforzar los ya adquiridos.

Por último, creé una pizarra de fieltro para ir colocando las letras que vayamos aprendiendo semana a semana. Además de ser muy fácil de hacer, es divertida de manipular y no necesitas más que fieltro de diferentes colores, tijeras y marcador (el fieltro se pega al fieltro, así que no necesitas colocar nada para que se peguen las letras a la pizarra). Además, puede ser una especie de “premio” al finalizar las actividades de cada letra, darle la pieza respectiva y que la incorpore a su pizarra (ahora, todos los días Sebastian ve la pizarra y me dice: “faltan letras” jajaja). 

NOTA: ya sé que nos está faltando la letra “Ñ” que tenemos en el abecedario en español. Creo que lidiaré con esta letra cuando Sebastian esté un poco más grande. Tomando en cuenta que ningún material que consigo en USA la incorpora y tampoco la verá en su colegio, estaré pensando en la mejor forma de introducirla… ¡Se aceptan sugerencias!! 

¿Quieres ver más letras? Haz Click Aquí.

Espero les haya gustado y tengan la oportunidad de aplicar cualquier de las ideas. No dejes de compartir con nosotros tu experiencia a través de nuestra cuenta de Instagram @funtastic.mom

Referencias:

The Measured Mom

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *