¡Hola hola! ¿Cómo están? Sí, estuvimos bastante ausentes después de la llegada de Santa y aquí les vengo a contar por qué. La vida de las redes sociales no es tan fácil como parece. Abruma, frustra, y consume mucho tiempo. En varias oportunidades me he preguntado: “¿merece la pena?”. Y siempre termino con la misma respuesta: “sí, pero con moderación. Sí, porque me encanta compartir con ustedes lo que hacemos. Sí, porque cuando me escriben mostrándome cómo se divierten con sus peques con nuestras actividades, me emociono a un montón”. Pero, ¿Por qué realmente desaparecí? Pues… les cuento. Aunque a veces sí necesito hacer un detox de las redes, estas son las verdaderas razones por las que he estado ausente:

🤱🏻Cuando decides criar con respeto y amor, no necesariamente todo va a ser fluido simplemente porque pensemos… “hey! Te estoy respetando y dando amor”. No funciona así.

🤱🏻 Cuando decides NO dejar llorar a tu bebé en su cuna para “entrenarlo” (ni que fuese 🐶), no significa que vaya a dormir bien de la noche a la mañana. Significa que le estás brindando la seguridad que necesita sentir en ESE momento y acompañarlo en su proceso madurativo.

🤱🏻 Cuando decides que la crianza positiva es la forma como quieres criar a tus hijos, te das cuenta de muchas cosas. Una de ellas es que, a veces, el hermano mayor es quien en ciertos momentos necesita más de nuestra atención y acompañamiento emocional… sí, más que el bebé.

PEEEEERO,

👶🏼 Un bebé requiere de nuestra continua atención física… de contacto. Y, cuando durante el día estás sola, a veces se hace complicado con dos.

🧒🏻 La maternidad así descrita es divina, pero NO es fácil. Hace falta poner de lado muchas cosas preconcebidas que traemos en nuestro sistema.

👧🏿 No, no es fácil porque NO existen atajos. Bueno, sí existen pero no son respetuosos y, a largo plazo, no educan ni enseñan lo que queremos: responsabilidad, empatía, manejo de emociones, habilidades sociales, etc.

👦🏽 Una vez más… no, no es fácil porque requiere esfuerzo, paciencia, mucha voluntad y muchísimo amor. Esta crianza es de pasitos cortos. Pareciera, cuando son muy chiquitos, que no funciona “porque ¡SIGUE HACIENDO LO MISMO!”. Y sí, existen límites en la crianza positiva. Son necesarios.

👶🏻 Por último. No, no es fácil cuando vas en contra de tu entorno. Es agotador mental y emocionalmente. Aún cuando estás empoderada, has leído un montón y sabes “con los pelos en las manos” lo que estás haciendo, no es fácil… eres humana.

Ale, al igual que Sebas, duerme muy poco. Mejor dicho, son bebés como los demás. Estoy convencida que los bebés que sí duermen como todos soñamos (sin entrenamientos), son en realidad bebés unicornios (término de mi primo). Continuemos, Ale desde los 4 meses llora mucho por la noche, y durante el día sus mejores siestas son en el fular (¿lógico,no?). Sin embargo, con él, personalmente, me ha costado establecer una rutina como la tenía con Sebas y siento que le hace muchísima falta (#SoyProRutina porque viví los beneficios con Sebas y yo soy una persona que necesita estructura).

Cómo pueden ver, a veces las prioridades nos van cambiando en el camino y eso es lo que me ha mantenido ocupada. No es que ya no lo esté, pero ya le estoy agarrando los horarios a Ale de sus siestas y esto aligera mucho más. Las noches son otro cantar.

Y sí, cuando las prioridades cambian, esto trae como consecuencia mucha frustración. Frustración porque ya tu tiempo (again) no es tuyo (aún cuando sabías que esto pasaría). Frustración porque te cuesta organizarte. Frustración porque no puedes hacer tu trabajo (más allá de las cosas de casa). Frustración porque comenzó el año y sí, no has sacado ni siquiera los proyectos que te planteaste para el año anterior.

Pero, ¿saben qué? ¡Está bien! Esto pasa por algo que hace un tiempo leí. No es solo porque la sociedad (que sí) te lo imponga, sino, peor aún, porque nosotros mismos nos lo imponemos y fantaseamos con la idea. Me refiero a eso de querer trabajar como si no tuviésemos hijos y criar a tus hijos (dándoles el tiempo que deseas) como si no tuviésemos trabajo (sea éste en oficina, en la casa, emprendiendo o como sea).

Nos autoimponemos unas expectativas irreales. El otro día le decía a una amiga: “¡Pero te lo juro que en mi cabeza se ven tan reales!” Y vas y te montas un calendario de tareas (to do’s) que no van con tu realidad de HOY. Y lo pongo en mayúsculas porque esto, como todo, pasará. Tu peque crecerá y dormirá corrido toda la noche. Te lo dice una mamá de un niño de 4 años que ahora duerme como una piedra toda la noche, y que antes casi necesitaba a una mamá con entrenamiento militar para lograr las escapadas silenciosas del cuarto 😅😂 y hablar en códigos o leyendo los labios. Son muchas las habilidades que se adquieren durante la maternidad 😆

Tu peque dejará los pañales e irá solo al baño. Dejará el chupón que tanto insististe que usara para ayudarte a calmarlo. No pedirá tanto de tus brazos. Jugará más tiempo solo (no es mi caso 🤣). Irá al colegio y tendrás eso que tanto anhelas… TIEMPO. Pero tus peques son peques HOY, necesitan de ti HOY. HOY es tu oportunidad de abrazarlos hasta la saciedad, de jugar y disfrutarlos al máximo. Cuando crezcan, ya no habrá vuelta atrás.

Cada etapa tendrá sus retos, pero tú estarás ahí viviéndolos en primera fila [qué suerte, ¿no?].

Yo ya me reconcilié conmigo. Cualquiera creería que por ser el segundo, esto no me pasaría otra vez [¡ja!]. Sí, tengo más información y me siento mucho más segura de cómo quiero hacer las cosas, así como la certeza de poner límites a las opiniones, pero siempre es fácil caer en la frustración cuando quieres hacer TANTO. No pasa nada, hay que vivir estos momentos, sentirlos, asimilarlos y aceptarlos como parte del proceso para crecer.

¿En qué etapa estás tú? Hagamos tribu y apoyémonos porque aunque todas lo vivamos diferente, no existe una única forma o color en el arcoíris llamado maternidad.

Espero se sientan identificadas y, de una u otra forma, a algunas les de paz y se sientan acompañadas.

Aquí seguimos y seguiremos para compartir muchas más reflexiones e inventos con ustedes.

Un abrazo apretado.

Funtastic Mom