La Razón de mi Ausencia: Una Cuestión de Prioridades

¡Hola hola! ¿Cómo están? Sí, estuvimos bastante ausentes después de la llegada de Santa y aquí les vengo a contar por qué. La vida de las redes sociales no es tan fácil como parece. Abruma, frustra, y consume mucho tiempo. En varias oportunidades me he preguntado: “¿merece la pena?”. Y siempre termino con la misma respuesta: “sí, pero con moderación. Sí, porque me encanta compartir con ustedes lo que hacemos. Sí, porque cuando me escriben mostrándome cómo se divierten con sus peques con nuestras actividades, me emociono a un montón”. Pero, ¿Por qué realmente desaparecí? Pues… les cuento. Aunque a veces sí necesito hacer un detox de las redes, estas son las verdaderas razones por las que he estado ausente:

🤱🏻Cuando decides criar con respeto y amor, no necesariamente todo va a ser fluido simplemente porque pensemos… “hey! Te estoy respetando y dando amor”. No funciona así.

🤱🏻 Cuando decides NO dejar llorar a tu bebé en su cuna para “entrenarlo” (ni que fuese 🐶), no significa que vaya a dormir bien de la noche a la mañana. Significa que le estás brindando la seguridad que necesita sentir en ESE momento y acompañarlo en su proceso madurativo.

🤱🏻 Cuando decides que la crianza positiva es la forma como quieres criar a tus hijos, te das cuenta de muchas cosas. Una de ellas es que, a veces, el hermano mayor es quien en ciertos momentos necesita más de nuestra atención y acompañamiento emocional… sí, más que el bebé.

PEEEEERO,

👶🏼 Un bebé requiere de nuestra continua atención física… de contacto. Y, cuando durante el día estás sola, a veces se hace complicado con dos.

🧒🏻 La maternidad así descrita es divina, pero NO es fácil. Hace falta poner de lado muchas cosas preconcebidas que traemos en nuestro sistema.

👧🏿 No, no es fácil porque NO existen atajos. Bueno, sí existen pero no son respetuosos y, a largo plazo, no educan ni enseñan lo que queremos: responsabilidad, empatía, manejo de emociones, habilidades sociales, etc.

👦🏽 Una vez más… no, no es fácil porque requiere esfuerzo, paciencia, mucha voluntad y muchísimo amor. Esta crianza es de pasitos cortos. Pareciera, cuando son muy chiquitos, que no funciona “porque ¡SIGUE HACIENDO LO MISMO!”. Y sí, existen límites en la crianza positiva. Son necesarios.

👶🏻 Por último. No, no es fácil cuando vas en contra de tu entorno. Es agotador mental y emocionalmente. Aún cuando estás empoderada, has leído un montón y sabes “con los pelos en las manos” lo que estás haciendo, no es fácil… eres humana.

Ale, al igual que Sebas, duerme muy poco. Mejor dicho, son bebés como los demás. Estoy convencida que los bebés que sí duermen como todos soñamos (sin entrenamientos), son en realidad bebés unicornios (término de mi primo). Continuemos, Ale desde los 4 meses llora mucho por la noche, y durante el día sus mejores siestas son en el fular (¿lógico,no?). Sin embargo, con él, personalmente, me ha costado establecer una rutina como la tenía con Sebas y siento que le hace muchísima falta (#SoyProRutina porque viví los beneficios con Sebas y yo soy una persona que necesita estructura).

Cómo pueden ver, a veces las prioridades nos van cambiando en el camino y eso es lo que me ha mantenido ocupada. No es que ya no lo esté, pero ya le estoy agarrando los horarios a Ale de sus siestas y esto aligera mucho más. Las noches son otro cantar.

Y sí, cuando las prioridades cambian, esto trae como consecuencia mucha frustración. Frustración porque ya tu tiempo (again) no es tuyo (aún cuando sabías que esto pasaría). Frustración porque te cuesta organizarte. Frustración porque no puedes hacer tu trabajo (más allá de las cosas de casa). Frustración porque comenzó el año y sí, no has sacado ni siquiera los proyectos que te planteaste para el año anterior.

Pero, ¿saben qué? ¡Está bien! Esto pasa por algo que hace un tiempo leí. No es solo porque la sociedad (que sí) te lo imponga, sino, peor aún, porque nosotros mismos nos lo imponemos y fantaseamos con la idea. Me refiero a eso de querer trabajar como si no tuviésemos hijos y criar a tus hijos (dándoles el tiempo que deseas) como si no tuviésemos trabajo (sea éste en oficina, en la casa, emprendiendo o como sea).

Nos autoimponemos unas expectativas irreales. El otro día le decía a una amiga: “¡Pero te lo juro que en mi cabeza se ven tan reales!” Y vas y te montas un calendario de tareas (to do’s) que no van con tu realidad de HOY. Y lo pongo en mayúsculas porque esto, como todo, pasará. Tu peque crecerá y dormirá corrido toda la noche. Te lo dice una mamá de un niño de 4 años que ahora duerme como una piedra toda la noche, y que antes casi necesitaba a una mamá con entrenamiento militar para lograr las escapadas silenciosas del cuarto 😅😂 y hablar en códigos o leyendo los labios. Son muchas las habilidades que se adquieren durante la maternidad 😆

Tu peque dejará los pañales e irá solo al baño. Dejará el chupón que tanto insististe que usara para ayudarte a calmarlo. No pedirá tanto de tus brazos. Jugará más tiempo solo (no es mi caso 🤣). Irá al colegio y tendrás eso que tanto anhelas… TIEMPO. Pero tus peques son peques HOY, necesitan de ti HOY. HOY es tu oportunidad de abrazarlos hasta la saciedad, de jugar y disfrutarlos al máximo. Cuando crezcan, ya no habrá vuelta atrás.

Cada etapa tendrá sus retos, pero tú estarás ahí viviéndolos en primera fila [qué suerte, ¿no?].

Yo ya me reconcilié conmigo. Cualquiera creería que por ser el segundo, esto no me pasaría otra vez [¡ja!]. Sí, tengo más información y me siento mucho más segura de cómo quiero hacer las cosas, así como la certeza de poner límites a las opiniones, pero siempre es fácil caer en la frustración cuando quieres hacer TANTO. No pasa nada, hay que vivir estos momentos, sentirlos, asimilarlos y aceptarlos como parte del proceso para crecer.

¿En qué etapa estás tú? Hagamos tribu y apoyémonos porque aunque todas lo vivamos diferente, no existe una única forma o color en el arcoíris llamado maternidad.

Espero se sientan identificadas y, de una u otra forma, a algunas les de paz y se sientan acompañadas.

Aquí seguimos y seguiremos para compartir muchas más reflexiones e inventos con ustedes.

Un abrazo apretado.

Funtastic Mom

26 thoughts on “La Razón de mi Ausencia: Una Cuestión de Prioridades

  1. Mercedes says:

    Me encanta leer esto Mafe. Me identifico mucho contigo. Todas hemos sentido eso que escribes en algún momento o (siempre) y es un alivio sentir que no estamos solas. Nuestra prioridad siempre será el bienestar de nuestro hijos y nuestra salud emocional para darles lo mejor de nosotras. Un abrazote. Bendiciones siempre. Meche

    • Funtastic Mom says:

      Muchas gracias por tus palabras. Así es, a veces nos sentimos solas y que estamos solas en este sentimiento pero somos muchas viviendo las mismas experiencias. Gracias por pasar por aquí. Un abrazo

  2. Elsa Hernandez says:

    Me pasa igual, soy madre primeriza, no tengo tiempo de nada y eso que tengo alguien que me ayuda de lunes a viernes con la casa y la comida, aunque en realidad esta para cuidar a mi bebé mientras estaba en el trabajo pero lamentablemente como todo en mi vida esa realidad cambió; te imaginarás como me sentí cuando habiendo dado tanto, dejando a mi niño a los 3 meses de edad no pudiendo ayudarlo atravesar la crisis de lactancia y dejándola de un lado, hasta perderla por la falta de apoyo a la misma y aclaro trabajando en un institución de salud y aquí estamos casi cumpliendo el año tratando de buscar tiempo libre para estudiar para poder avanzar en mi carrera y sin querer despegarme de mi niño

    • Funtastic Mom says:

      A veces nos tocan realidades súper duras. Lamento que hayas perdido la lactancia. Nunca entenderé el sistema que obliga a las madres a desprenderse tan temprano de sus hijos. Lo bueno es que aprovechas el tiempo que sí estás con él y eso vale oro para él, te lo aseguro

  3. Maria Elisa Martino says:

    Me encantó leer este post! Estoy exactamente igual que tu. Con una niña de 3 y medio y un baby de 6 meses. Mejor redactado imposible! Definitivamente la sociedad presiona, pero es uno como madre que nos ponemos en ocasiones, metas demasiado ideales, poco fusionables con la realidad. Besos para todos!!!

    • Funtastic Mom says:

      Mari! Muchas gracias por pasarte por acá y por tus palabras. Sí que estábamos bastante parejas con los peques jajaja serían muy buenos amigos. Ojalá nos encontremos un día. Por Atlanta estamos a la orden. Y así es, con quienes más duras somos es con nosotras mismas. Un besote para ustedes

  4. Gi says:

    Ay! Mi Mafe que mucho me identifico contigo. Me encanta leer cosas como esta.. porque me dan la fuerza para seguir y me siento acompañada en el proceso. Arriba!

  5. Carla Sánchez says:

    Es maravilloso leerte porque nos sentimos identificadas en muchas cosas. Por eso debemos apoyarnos y sin dudas cuentas conmigo💕 eres una grandiosa madre y mujer ✨

  6. Florsilvestre Carrero says:

    Definitivamente me siento identificada!! Pero siento que lo más importante es seguir nuestro instinto y hacer lo que nos parece es lo correcto!!! La etapa de bebé pasará pero los recuerdos de cómo nos sentimos quedarán allí,!!!

  7. Yulissa Pacheco says:

    Cuantas cosas nos enseña la mater, cierto? Y cuán importante son las tribus donde apoyarnos!! Grape compartir tu experiencia y vivencia. Besos!!

  8. Ale Medina says:

    Me encantó Mafe, también madre “segundiza” me han pasado esos pensamientos autosuficientes por la cabeza, (yo tengo práctica, esta vez será más fácil 🤣) nada más lejos de la realidad, cada bebé es un mundo y cada ritmo de crianza también, sólo queda adaptarse y disfrutar el pequeño y hermoso cahos por que bien lo dices, crecen demasiado rápido y vamos a extrañar esos bebecitos dóciles que fueron algún día,
    un abrazo a Sebas y Ale 😘

    • Funtastic Mom says:

      Gracias por tus palabras! Es lindo sentirse acompañada en el sentimiento, sobre todo cuando ya lo sientes superado 🙃

  9. Pilar says:

    La realidad de mamá de 2. Yo con decirte que me aleje de las redes por 6 meses cuando a los días de ser mamá de 2 me di cuenta que necesitaba todo de mi para enfocarme en ellos, en nosotros y reorganizarnos. Toma su tiempo pero luego van creciendo y se va haciendo todo más fácil.
    Yo no tengo esos niños unicornios jajaja, son de despertarse mucho, pasan los 2 años aún con 5 despertares en la noche jajaja y ojo no es queja. Es aceptación a la realidad que no durará forever.

    Por otro lado, no es lo mismo tener uno a tener 2. A veces ese tema de rutinas exactas, creo que es lo que viene a descolocar el Segundo… pero todo por un aprendizaje… APRENDER A FLUIR EN EL DÍA A DÍA.
    Bsts amiga. Y sigamos así: prioridades sin prioridades! Todo tiene su momento

  10. Andrea says:

    Súper identificada! Yo aprendí a soltar muchas cosas que antes pesaban! Mis gordas tienen 2 días durmiendo corrido y me dije hoy “será que ya?” Pero como dices, todo pasa y hay que disfrutar cada momento!!! Eres una dura y lo estás haciendo bien

  11. Gaby castellar says:

    Me encantó este artículo me siento muy identificada contigo ! Estoy en la misma situación con un bebé y un toddler❤️

  12. Maria Paola Sierra says:

    Me identifico muchísimo con lo que leo… estos días he estado ausente de todo por mil y una razón que pareciera uno poder controlar, pero en realidad se salen de nuestras manos… mi bebe enfermó al tiempo conmigo y estábamos próximas a un viaje de 10 horas… fueron semanas durísimas y nadie más sabe lo frustrante que era no poder postear nada, pero me encanta saber que no soy la única y que las prioridades siempre serán primero… gracias por dejarnos saber tu experiencia mi amor 🧡

  13. Gabriela Garcia says:

    Nuestros hijos son prioridad por encima de todo! Y a veces necesitamos hacer distancia para dedicarles tiempo de calidad necesario… a todas nos pasa

  14. Marines says:

    Me encanto tu post, tan cierto , nuestros bebes nos necesitan ahi, se han creado muchos paradigmas anti humanos que necesitamos cambiar…y aqui estamos una tropa para apoyarnos y que asi suceda. Gracias por compartir todo esto.

  15. Paula Zelaya says:

    Yo digo que lo único que vale la pena es disfrutar el tiempo con los hijos! Se crecen muy rápido!! Gózate cada etapa, cada progreso, cada detalle!!
    Las redes son efimeras, es parte del trabajo, pero nada como ser mamá y gozar el día. Unos más fáciles, otros más difíciles, pero todos llenos de locura y amor del bueno

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *