La Pelota Pegajosa: desde 6 meses en adelante

La Pelota Pegajosa: desde 6 meses en adelante

Esta fue una de las actividades con la que Sebastian y yo nos iniciamos en este mundo de las actividades basadas en juegos educativos. A veces cuando estamos dedicados a nuestros pequeños en casa (más si es el primero y único), día tras días y mes a mes nos vemos en el cuestionamiento de qué más podemos hacer para brindarle a nuestros pequeños el mejor desarrollo físico y mental para su futuro.

 

Con pequeños gestos, mimos y con mucho amor, estamos haciendo ya bastante a temprana edad. Pero, ¿qué tal si les brindamos un poco de juego?

 

A los 6 meses (una vez que Sebastian se sentaba solo, estaba más atento a los objetos y podía sostenerlos con mayor precisión) hicimos esta actividad que, aunque parezca muy sencilla, está cargada de muchos aprendizajes. Motricidad fina, habilidades de resolución de problemas y desarrollo sensorial son algunos de los objetivos que puedes lograr.

Desde pequeñito Sebastian mostró fascinación por las pelotas, así que en casa le tuvimos una piscina de pelotas que pudimos armarle una vez comenzó a sentarse por sí mismo. Al haber estado ya familiarizado con sus pelotas, fue muy interesante ver la curiosidad que le producía la nueva sensación con la pelota pegajosa. La miraba por todos lados, tomándola con sus dos manitas y observando cómo, a diferencia de otras veces, la pelota no rodaba de sus manos cuando las abría, sino que quedaba pegaba a ellas. Intentaba despegarla con una y se pegaba de la otra, hasta que encontraba la manera de soltarla y volvía otra vez a buscarla.

 

Ya veremos la variantes que podrá descubrir cuando repitamos esta actividad en unos meses o años. Será interesante ver cómo encuentra (si es que lo hace o le vuelve a llamar la atención) nuevas maneras de acercarse a los aprendizajes que puede brindar la Pelota Pegajosa.

 

Pero lo mejor de todo: es cero desastre, no es mucho lo que necesitas y tampoco te quitará mucho tiempo armarla para tu pequeño(a). Sin embargo, ten en cuenta que si estás brindándole la pelota a un bebé o niño pequeño, es importante la supervisión constante de parte de un adulto. No dejes que meta la pelota en la boca por los componentes tóxicos de la pega.

 

MATERIALES PARA LA PELOTA PEGAJOSA

Una pelota plástica

Cinta adhesiva doble cara

 INSTRUCCIONES

1. Corta 8 tiras largas de cinta adhesiva.

2. Pega las cintas adhesivas de arriba hacia abajo. Primero haciendo una cruz y luego completando como un asterisco.

3. ¡Dale la pelota a tu hijo(a)!

 

Referencia:

The Stay-At-Home-Mom Survival Guide

Laughing Kids Learn

 

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *