Fácil y Divertida Estación Sensorial: Hecha con Tubos Plásticos de Cañería

¡Hola Hola! ¿Cómo están? Nosotros preparándonos para una linda temporada navideña: muchos planes, mucho juego, mucha magia… poco tiempo [risas], ¿alguna otra mamá así? Por favor díganme que no soy la única.

De cualquier manera, aquí volvemos en los momentos que podemos para compartir grandes inventos y, además, estoy súper emocionada de los próximos que les tengo.

En este caso, esta estación sensorial con arroz que tenía muchísimo tiempo con ganas de hacerla. Mi intención en este post, por primera vez, no es dejarle un tutorial como tal sino, más bien, dejarles más detalles de nuestra estación para que les sirva de inspiración.

¿Por qué? Primero, porque compré algunas de las partes, pero otras fueron recicladas de dos de nuestros disfraces estrella (Carl Fredricksen de Up y Elliot de E.T.). Segundo, porque con esta estación es muy fácil ponerse creativo y hacer cambios que se ajusten a lo que consigamos.

¿Sebas? Se la ha pasado en grande con él. Duró varios días jugando con esta estación. Sí, a pesar de la sábana se riega arroz. No, no es tan grave. Sí, la sábana ayuda a contener bastante el arroz. El fastidio es que la sábana se dobla en cada movimiento y pues a veces es molesto.

Lo guardé por unos días porque me tocaba limpiar, tenemos familia de visita y siempre es bueno guardar para variar actividades. “¿Por qué mamá? ¿Por qué lo guardas”, fue la pregunta de Sebastián [risas].

Viendo con más detalle las fotos podrán ver el tipo de conectores que utilicé. Para cortar los tubos, puedes pedir ayuda en la tienda de ferretería a la que vayas (en mi caso Home Depot) o cortarlos con un serrucho que funcione con plástico (mi caso).

Las posibilidades de juego son increíbles. El balance, trasvase, manejo de utensilios, motricidad fina, motricidad gruesa son solo algunas de las cosas que más disfrutan los peques con este tipo de propuestas.

Para el arroz utilicé la receta que siempre uso (mirar aquí). Tomé el arroz que hicimos para Halloween (verde, morado y naranja) y lo completé con azul, turquesa, rojo, amarillo y magenta.

Agrega utensilios de cocina (de juguete o verdaderos), pinzas de agarre para trasvase, vasos, ollitas. Cualquier cosa que se te ocurra (y tengas) que haga el juego divertido y emocionante para tu peque.

Guarda tu arroz en un bolsita plástica tipo ziploc y se conservará muy bien para una próxima actividad.

¿Listos para una buena diversión sensorial? Espero les haya gustado y quieran intentarlo. Cualquier duda o comentario siempre será bien recibido (en nuestra cuenta de instagram estaré publicando videos).

¡Nos vemos en el próximo invento!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *