Emociones en Globos Sensoriales: Cultivando el interior

Emociones en Globos Sensoriales: Cultivando el interior

 

Uno de los aspectos, a mi juicio, más importantes  y más dejado de lado en la enseñanza, es el tema de las emociones. Cuando tienes a un niño pequeño que aún no tiene el lenguaje para expresar lo que quiere o necesita, muchas veces sus demandas terminan en llanto o rabietas. Pero tampoco podemos pedir a un niño pequeño que maneje sus emociones (ni las entienda) como un adulto, cuando a veces ni los adultos las manejamos o controlamos de la manera más adecuada. 

 

Empezar desde temprana edad a hablar de emociones, y que vayan asociando un tipo de sentimiento con acciones o momentos en particular (jugar me hace feliz, tener hambre me irrita, que mi mamá se vaya me pone triste, etc), permitirá que tu peque tome conciencia de sus emociones, y con la guía de mamá y papá pueda manejarlas de una manera más adecuada. 

 

En eso estamos comenzando a trabajar poco a poco a través de cuentos, y esta actividad no solo te permite ponerle nombre a emociones (ampliando su vocabulario) sino, también, a trabajar texturas y los músculos de las manitos para su motricidad fina (apretando los globitos). Más adelante hasta podrían servir para momentos en los que necesite drenar de alguna forma segura sus emociones.

 

El cuento “How do you feel?” (¿Cómo te sientes?) de Anthony Browne fue nuestro aliado para esta actividad y debo debo decir que se ha convertido en uno de los libros favoritos de Sebastian. Hace algún tiempo atrás lo habíamos comenzado a leer, pero tuvimos que guardarlo por el tipo de páginas. Sebastian quería estar con él en todo momento y ahora que lo volvimos a sacar, parece como si fuese el primer día. 

 

Mientras leen el libro puedes “dramatizarlo” poniendo caras para cada emoción. Con otros cuentos puedes incorporar el tema de las emociones diciendo (cuando aplique), por ejemplo: “¡Guau! Se ve bastante contento, ¿no? ¿qué crees que lo tiene tan contento? Yo creo que es porque le gusta su comida” o “¡Oh no! ¡Mira! Está triste, ¿por qué estará triste?” 

 

MATERIALES PARA LAS EMOCIONES EN GLOBOS

Globos de diversos colores

Embudo

Harina

Arroz

Plastilina

Azúcar

Frijoles

Marcador negro de punta fina

 

INSTRUCCIONES

1. Coloca la boquilla de un globo en el embudo. 

2. Con la ayuda de una cuchara, comienza a rellenar el globo con tu primer material. Asegúrate de ir presionando el material (a través del globo) hacia abajo para poder introducir más. Llena hasta que tengas el tamaño que desees.

3. Anuda tu globo.

4. Dibuja tu primera emoción.

5. Repite con el siguiente material.

6. Con la plastilina, el rellenado es un poco más tricky. En este caso, deberás ir picando pedazos pequeños de plastilina, haces un rollito y lo colocas en una mesa (parado). Con tus dos manos, abre la boquilla lo suficientemente amplia para introducirla en el rollito de plastilina. Empuja con tus dedos y repite hasta tener el tamaño deseado. Puedes utilizar la receta de nuestra plastilina casera sin el uso de la esencia. Click here para las instrucciones.

 

¿Te gustó? ¡Hazlo, compártelo y cuéntanos cómo te fue!

 

Referencias:

Pre-school Play

Teaching your child about emotions from birth to Age 2

Parents

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *