Para nadie es un secreto que el agua y el aceite es uno de esos misterios más fascinantes para un niño: “¿por qué no se mezcla, mamá?”, podría ser una de las infinitas preguntas que te haga tu peque. El potencial que tienen este tipo de actividades para llamar su atención, fomentar la observación y curiosidad, e incluirlo en el divertido mundo de la ciencia, es tan solo una de las cosas que puedes lograr. Pero antes de que quieran ir corriendo al video les advierto que hay un truco que es importante leer para conseguir el resultado.

Ya habíamos compartido otras actividades usando estos dos materiales, y cada día descubrimos nuevas y fascinates formas de jugar con él. Pero en esta ocasión vengo a mostrarles una forma muy divertida que, además, nos ayuda a mostrarle a nuestros peques cómo la mezcla de los colores primarios nos permite formar lo que llamamos “colores secundarios”.

Cuando Sebastian se sentó por primera vez con las botellitas, le pregunté: “¿Qué color hay abajo? ¿Y arriba?”, lo batí y le pregunté: “¿Y ahora de qué color es?”. Estaba completamente fascinado que los colores formaran otro color y que, después, se separaran nuevamente, ¿mágico, no?

Si te quieres montar en este barco con nosotros, entonces prepara el chaleco que estamos listos para zarpar.

MATERIALES

Tres (03) Botellitas pequeñas (yo utilicé de condimentos)

Aceite de Bebé

Agua

Colorante de comida en gel (pero puede ser líquido también): colores primarios

Colorante de base grasa (se usan para caramelo): colores primarios

Palillos de dientes 

Pega loca

Paso 1.

Prepara tus materiales y tenlos a la mano.

Paso 2.

Llena las tres botellitas con agua hasta un poquito más de la mitad.

Paso 3.

Con la ayuda de un palillo (uno para cada color), coloca colorante de comida en gel o líquido en las botellitas. En uno amarillo, en otro azul y en otro rojo. Remueve bien hasta mezclar completamente.

Paso 4.

Termina de llenar la botella (no importa que dejes un poquito de aire) con aceite de bebé.

Paso 5.

Repite el Paso 3 pero con colorante de base grasa e introduciendo el palillo solo en la parte del aceite de bebé. Remueve bien hasta mezclar completamente. Repite con más si consideras necesario. Amarillo en el Rojo, Rojo en el Azul y Azul en el Amarillo.

Paso 6.

Coloca Pega loca en la rosca de la tapa y sella la botella, cerrándola fuertemente para evitar derrames.

Paso 7.

¡Corre! ¡Busca a tu peque y sorpréndelo! (también puedes hacerlos con su ayuda)

P.D.: por alguna extraña razón mi colorante rojo de comida daba un tono más anaranjado en el agua, por lo que cuando se mezcla con el azul al principio se ve marrón y después va tornándose morado.

Espero les haya gustado este viaje y los espero en un próximo invento.

Referencia:

@thedadlab

Play Trains