Naturaleza en Cubos: Reto Jugando con la Naturaleza

Naturaleza en Cubos: Reto Jugando con la Naturaleza

¡Hola hola! Ya sé. He estado un poco desconectada estas últimas semanas, ¡nos estamos mudando!. En la misma ciudad, pero igual ha implicado grandes cambios para esta Funtastic Family. Por eso me he tomado un poco de tiempo para organizarme mejor, prepararnos para las cosas nuevas que nos esperan y, por supuesto, acumulando juegos para írselos compartiendo poco a poco tanto aquí como en nuestra cuenta de instagram: @funtastic.mom.

El hecho es que hago una pasada por estos lares porque hace ya un tiempito me había comprometido con este lindo reto de mi tribu Los Inventos de Mamá, ¿que no las conoces? Pues te invito a seguirlas porque son todas unas pasadas de creativas.

El reto consiste en mostrar durante 31 días distintas formas de jugar, experimentar, observar y relacionarse con la naturaleza de manera divertida. 31 días, 31 ideas. La mía es la número 24 y quise incorporar algo de arte pero, también, de creatividad en la elaboración de un juguete casero que no fuera efímero. No me imaginé que quedaría TAN enamorada del resultado como para quedar con ganas de seguir haciendo más y aumentar la colección, ¿qué les parece? ¿lo hacemos?

Que ya sé que no son “cubos”, pero no se me hacía muy atractivo llamarlos: “Naturaleza en paralelepípedos” [risas]. Además, mi idea inicial era realmente hacer cubos, al menos 7 (solo salieron 4), pero me gustaba la idea de hacerlos reciclando cajas que tenía guardadas para alguna ocasión, y ¡la ocasión llegó!. ¿Que me dio un poco más de trabajo? Sí, pero valió la pena. Me dio un espacio de distracción en medio de tanto alboroto que tenemos ahorita con el tema “mudanza”.

Comencemos, entonces, con lo que estoy segura están viniendo a buscar. El cómo lo hicimos… ¿listos(as)?

MATERIALES

Cajas de distintos tamaños

Papel de seda

Pega blanca

Pincel

Papel de plastificado sin máquina de una cara o papel contact

Hojilla

Flores, ramitas y/o maticas

Cinta adhesiva

Paso 1.

Toma una de las cajas y traza un rectángulo (o cuadrado, según la forma de tus cajas) en cada uno de los lados, excepto en dos de sus lados. Deja, al menos, medio centímetro de marco.

NOTA: dejé dos lados sin abrir para evitar debilitar mis “cubos”, por el tipo de cajas que estaba utilizando.

Paso 2.

Con la ayuda de una hojilla/exacto, recorta los rectángulos marcados.

Paso 3.

Repite los pasos 1 y 2 con la demás cajas que tengas.

Paso 4.

Una vez tengas todas las cajas listas con las “ventanas” abiertas, comienza el proceso de papel maché. En un envase, coloca pega. Por otro lado recorta/rasga pedacitos de papel de seda del color que desees. Yo utilicé blanco con unas escarchas/brillantina/purpurina plateada.

Paso 5.

Con la ayuda del pincel, ve colocando pega y pedacitos de papel de seda por toda la caja hasta cubrirla. Repite hasta que sientas que le has dado más dureza, firmeza y resistencia a tu cubo.

Paso 6. 

Mide y recorta rectángulos de papel de plastificado al frío o papel contact más grandes del tamaño de cada “ventana”. Necesitarás dos por cada una.

Paso 7.

Una vez tengas todos los papeles de plastificado recortados, pégalos por dentro (con la cara pegajosa viendo hacia afuera) de tres de las “ventanas”.

Paso 8.

Invita a tu peque a decorar con flores, ramas o maticas cada una de las ventanitas. Nosotros utilizamos flores recién cortadas, otras flores que teníamos secando dentro de libros y hojas de otoño con las que habíamos hecho confeti el año pasado. Para el lado que dejamos abierto, pídele a tu peque que decore el papel pegajoso directamente en la mesa.

Paso 9.

Sella la decoración de tu peque con el segundo papel de plastificado que recortaste. En el caso del que decoren en la mesa, únelos y pégalos a la ventana libre con cinta adhesiva en cada borde.

Paso 10. 

Al darme cuenta que podría despegarse en el resto de las “ventanas”, decidí sellar cada uno de los bordes con cinta adhesiva transparente para darle más resistencia.

NOTA: Ya cuando habíamos empezado, me di cuenta que hubiese sido mucho más fácil hacer todas las ventanas sin pegarlas a las cajas hasta después de decoradas las láminas. Y, después, pegarlas con cinta adhesiva a las respectivas “ventanas”. Debo reconocer que a Sebastián, le gustó mucho más hacerlo en la caja, pero da un poco más de trabajo hacerlo de esta manera.

Una vez listas, jugar, jugar y jugar es lo que nos queda. Para ello nuestros peques no necesitan mayor instrucción. En nuestro caso, comenzamos jugando directamente en nuestra caja casera de luz. Sebastian se divirtió un montón observando cómo se veían las flores a través de la luz, así como poder ver a través de las cajas cómo se superponía cada decorado. Hacer torres, por supuesto, fue el “highlight” de nuestro juguete.

Espero que les haya gustado y les haya entrado ganas de hacerlo en casa. Creo que además de un juguete, es una linda forma hasta de decorar un espacio en el cuarto de nuestros peques.

No dejes de escribirnos en los comentarios si tienes alguna duda o si quieres dejarnos alguna sugerencia.

¡Nos vemos en el próximo invento!

10 thoughts on “Naturaleza en Cubos: Reto Jugando con la Naturaleza

  1. Annabel says:

    ¡pero que bonitos! La idea es preciosa, y encima es fácil de hacer en casa… ay, a la mesa de luz le tengo muchísimas ganas, salen cosas maravillosas 🙂 Tus fotos son TAN preciosas, seguro que os habéis divertido un montón con ellos y el peque!!

    • Funtastic Mom says:

      ¡Muchas gracias! La verdad es que sí, nos la pasamos en grande ese día. Una actividad fácilmente repetible en varias edades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *